SIGILO

¿Qué son los sigilos?

Un sigilo es un dibujo que se hace para un determinado fin, un deseo  o intención.

Actualmente existe discrepancia acerca de donde proviene la palabra sigilo. Hay quienes piensan que viene del latín “sigillum”, que significa sello. Pero también hay quien cree que proviene del hebreo “seghullah” que viene a significar talismán, palabra o acción de índole espiritual.

Durante mucho tiempo tuvieron una mala reputación ya que se los asociaba a invocaciones demoníacas.

Antiguamente  se veían como una marca o símbolo de una energía o entidad, pero a partir de la aparición de la magia del caos, se comenzaron a usar como una forma de representar aquello que queremos conseguir o transformar en nuestra vida o en la vida de otras personas.

No existe la magia buena ni mala, la magia simplemente ES, somos las personas las que la usamos con buenos o malos propósitos.

Cuando creamos un sigilo y  lo cargamos con una intención, hacemos que su significado cobre existencia.

¿Cómo se trabaja con los sigilos?

En el mundo de la magia lo que cuenta es la intención y la atención o energía que dirigimos hacia aquello que queremos conseguir, nuestro objetivo.

Lo primero que tenemos que tener muy claro es qué es exactamente lo que queremos conseguir y tener muy en cuenta las posibles formas en las que se nos puede presentar en nuestra vida.

Por ejemplo, puede que quieras conseguir dinero. Este te puede llegar de diversas formas: te puede tocar la lotería, encontrar un buen trabajo o que te asciendan; pero también puede ser que tengas un accidente y que te quedes ingresado o paralítico y el seguro te indemnice.

¿Conoces la frase, cuidado con lo que deseas porque se puede hacer realidad?

Los caminos para lograr un mismo objetivo pueden ser muy diversos. y en ocasiones hasta escabrosos. Es por esto que tienes que especificar muy bien como quieres conseguirlo, para que no haya dudas posibles, y escribirlo como si ya lo hubieses logrado, en presente.

Por ejemplo, podemos poner “Recibo dinero por la venta de mis productos”. Al escribir o pensar tu deseo omite  palabras como quiero, deseo o necesito, implican carencia; en cambio, utiliza tengo, hago, soy, estoy…y pon las frases siempre en afirmativo.

Ahora que ya tienes clara tu intención es hora de comenzar a hacer el sigilo.




¿Cómo se hace un sigilo?

Hay varias formas de hacerlo. Te voy a decir dos de las mas utilizadas.

Una vez tengas clara tu intención, debes escribir la frase en un papel. Quédate con   la primera letra de cada palabra, omitiendo las consonantes repetidas y las vocales. Aunque si crees que la vocal es necesaria para dar sentido a tu petición puedes usarla sin problema.

El siguiente método es utilizar todas las tetras de la frase, descartando de nuevo las vocales y las consonantes repetidas. ¿Porqué se descartan las vocales? Son las tetras que mas se repiten y en sus origines, en el antiguo hebreo las vocales apenas se utilizaban.

Vamos con un ejemplo de frase larga, si ponemos “trabajo en lo que me gusta y me pagan por ello” Usaremos la T L Q G Y M P, descartando la ultima p por estar repetida y las vocales. También podemos usar todas las letras como he dicho antes, pero mejor hacerlo cuando son frases mas cortas como, por ejemplo, “Tengo salud”.

Una vez que sabemos qué consonantes usar comenzamos a jugar con ellas para componer un dibujo. Aquí tu imaginación y creatividad son necesarias, juega con las letras y crea un dibujo que te guste,

Puedes hacer varias pruebas o bocetos y cuando tengas claro como lo quieres, entonces, lo dibujas en limpio en una hoja de papel. Cuando esté completado puedes rodearlo con un circulo o un óvalo, así le das mas consistencia de sello.

Ahora toca cargarlo, para ello busca un lugar tranquilo, donde no puedan molestarte ni tengas distracciones. Puedes encender una vela, meditar durante un rato, poner música o utilizar aceites o inciensos que te ayuden a concentrarte.

Es hora de coger el sigilo entre tus manos y cargarlo con tu intención. Para ello enfoca toda tu energía en el dibujo que has creado, visualízate habiéndolo conseguido y hazlo de tal manera que quede grabado en tu mente. Tráetelo al presente, está hecho, lo has logrado, en la magia el tiempo no existe, es sólo creación de nuestra mente racional.

Nunca hagas este trabajo con temor o miedo, pues esas energías también quedan impresas en el sigilo y afectarán a la hora obtener buenos resultados.

Tómate todo el tiempo que necesites.

Una vez cargado hay que liberarlo, puedes ocultarlo o enterrarlo pero es  mejor aún si lo destruyes. Utiliza una vela para ello, si has encendido una para ayudarte en la concentración puedes usar esa misma.

Cuando liberas al sigilo lo sacas de tu mente racional y analítica, aquella que siempre está en duda y lo llevas a tu subconsciente.

La destrucción del sigilo se recomienda para facilitar el olvido. Una vez quemado, olvídate de el y deja que la magia haga su trabajo. 



¿Se pueden hacer varios sigilos a la vez?

No es recomendable hacer varios sigilos juntos. Recuerda que no debes dispersar la atención cuando estas cargando un sigilo si es que quieres obtener un buen resultado a través de este acto mágico. El enfoque y la intención es clave, de tal modo que toda tu energía tiene que estar enfocada en ello.

Si quieres hacer varios sigilos al mismo tiempo lo que vas a lograr es que la energía se disperse, pierda fuerza y el resultado no sea el que querías conseguir. 

Mejor hacer un solo sigilo y pasados unos días te enfocas en otro.

¿Se pueden usar para ayudar a otras personas?

Si que se puede, tu energía, tu amor, tu alegría, se pueden proyectar para ayudar; pero hay que tener en cuenta que cada persona tiene su propia frecuencia energética y puede ser que esa persona a la que pretendes ayudar no esté receptiva a la tuya.

Cada uno de nosotros ejercemos poder sobre nuestro propio cuerpo, de tal manera, que podemos llegar a enfermar o sanar si subconscientemente así lo deseamos. Si la persona a la que quieres dirigir el sigilo  no está haciendo por mejorar o hay aspectos en su vida que aún tiene que resolver y le están provocando esas dolencias, no podemos ayudarle. Se necesita contar con su cooperación.

Recuerda que así como vibras, atraes.

Si te gusta mi trabajo sígueme también en Instagram y en TikTok

¿Quieres que cada vez que suba un artículo tú seas una de las primeras personas en recibirlo y poder leerlo? Suscríbete a mi Newsletter 

 

 

 

Etiquetado , , , ,

2 pensamientos en “SIGILO

  1. Me ha encantado lo que has explicado. Ahora mismo no es el momento, no sé por qué, lo siento así , de hacer un sigilo. Lo volveré a leer y cuando llegue el momento lo haré. Gracias, Marisa.

    1. Gracias por leerme y comentar Mercedes. Todo en la vida tiene su momento, como bien dices, si sientes que ahora no es el tuyo déjalo, aquí seguirá el artículo para cuando lo necesites. Un beso bonita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *